Gorda oficinista se masturba en su tiempo libre

Esta tía trabaja cómo jefa de dirección y está sometida a un gran estrés. Por fortuna, ha descubierto una buena manera de relajarse. Lo que ha hecho es aislarse durante un par de hora. Se va a una sala que está libre y se tumba sobre el sofá. Luego se queda desnuda y se abre bien de piernas. A continuación se mete lo dedos por el coño, y los empieza a mover a gran velocidad de forma progresiva. Así no tarda en correrse.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *