Tía mama un pene de un desconocido

Esta mujer se ha metido al mundo del sexo para sacar algo de dinero para llegar a fin de mes. No le gusta mucho el contacto directo con los clientes, por lo que lo único que hace es comer un pene que antes meten a través de un agujero. Se lo chupa a gran velocidad, hasta que logran que se corren. En esta ocasión, mientras mamaba, otro cliente se la ha metido por detrás, siendo una experiencia sexual que ha cambiado todo.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *