Una vieja que sabe lo que hace

La mujer mayor ha decidido llamar a un servicio de prostitutas para que le manden a una tía que esté buena. A ella siempre le han gustado las mujeres pero nunca ha contratado a ninguna. Será tan fogosa que nada más verla la dejará completamente desnuda. Después empezará a besarla y le pondrá las manos en el coño para poder masturbarla a gusto. Las dos no pararán de gemir y llegarán al orgasmo casi a la misma vez.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *